Las normas del viaje en el tiempo tienen sus raíces en la física cuántica. La comprensión de estas normas revela mucho sobre el comportamiento de los seres hiperdimensionales y el motivo de ciertas leyes metafísicas. La Dinámica de la línea de tiempo es esencialmente acerca de circuitos de retroalimentación entre el presente y su gama disponible de futuros probables.

Esto es sólo las Dinamicas de los Reinos reinterpretada desde la perspectiva del tiempo lineal, que proporciona una visión adicional, como usted verá.  Aunque la dinámica de la línea de tiempo suene abstracta, tiene aplicaciones concretas, relativas a manifestar sincronicidades positivas, desviando la manipulación hiperdimensional, doblando la probabilidad, y trascendiendo las limitaciones de la matriz.

La naturaleza del Tiempo Lineal

Un buen lugar para comenzar sería volver a recapitular la naturaleza del tiempo.

El tiempo lineal es el flujo constante de futuros de variables hacia un pasado único inmutable. Cada momento de elección implica múltiples caminos opcionales en el futuro.

Cada camino es una cadena determinista de efectos en cascada hacia adelante como fichas de dominó hacia el siguiente momento de elección, con lo cual se lleva a cabo otra ramificación.

Visto desde una dimensión superior, esto parece un intrincado mapa de ruta en donde las intersecciones y salidas representan puntos de elección y las carreteras representan la consecuencia causal de esas opciones.
Todo el mapa de ruta existe a la vez, es un todo simultáneo. El tiempo lineal es el producto de nuestra mente moviéndose a través del mapa, trazando una ruta que se convierte en nuestro pasado recordado.

Desde nuestra perspectiva, la ruta está dibujada con marcador permanente, una vez elaborado, no se puede borrar.

No así para los seres que han trascendido el tiempo lineal, convirtiéndose en hiperdimensionales. Desde su perspectiva, nuestro camino a través de la red es comparable a un cordón de bobina fijada al mapa con tachuelas.

La cuerda representa la progresión causal de acontecimientos, y las tachuelas representan los momentos de elección. Múltiples individuos interactuando tejen una complicada red cuyos nodos están puestos en su lugar por la fuerza combinada de su libre albedrío.

 

 

La interacción entre varios individuos a través de la vida teje una red cuyos nódulos son sostenidos en su lugar por la libre voluntad de sus participantes

Una entidad fuera del tiempo lineal puede cambiar el pasado, ya sea eliminando una opción ya hecha, o insertando una nueva secuencia de eventos en los que estuvo ausente el libre albedrío y por tanto no es violable.

La red de cuerdas pudiera ser alterada reposicionando una tachuela o creando una desviación en alguna sección floja de la secuencia.

Obviamente esto último es más fácil.

En la calza, una entidad más allá del tiempo linear puede alterar cualquier
parte de la secuencia del suceso que nosotros consideraríamos el pasado,
especialmente si no interfiere con nuestro de libre albedrío. Aquí una nueva
opción es insertada desde el exterior del tiempo linear, pero las otras tachuelas
permanecen en su lugar.

Con excepción de las sensaciones de déjà vu, nosotros, naturalmente no notaríamos la edición de una línea de tiempo puesto que nuestra memoria también cambiaría.

Podemos remontarnos hacia atrás en la secuencia y encontrar que dobla en un camino continuo, significando esto que todas las consecuencias del cambio de línea de tiempo están consistentemente explicadas por causas anteriores cuando se les examina. Como resultado, normalmente recordamos únicamente la edición más reciente como siendo el pasado que siempre fue.

Así que desde nuestra perspectiva, el tiempo es constante, singular y permanente.

Desde una perspectiva más elevada, el tiempo es variable en su tasa de flujo y selectivo en su configuración. Nuestra percepción del tiempo, al igual que el flujo del tiempo dentro de una película o una novela, es una ilusión. La secuencia existe de principio a fin, simultáneamente, pero su camino está abierto a revisión. El verdadero tiempo se mueve hacia adelante, no con el tictac de un reloj, sino que con la realización de una elección.

Aquello que es inevitable ya ha ocurrido.

El flujo aparentemente irreversible del tiempo lineal tiene su origen en los fenómenos cuánticos. Al igual que un proyector de cine que muestra imágenes sucesivas para crear la ilusión de movimiento, así lo hace también la conciencia, selecciona continuamente desde una gama de realidades que fijan el marco para la experiencia siguiente.

La naturaleza no-determinista (impredecible) de la elección es lo que crea este flujo unidireccional de tiempo; en nuestro nivel de existencia, el colapso de una función de onda no se puede revertir, y es este colapso el que genera el tiempo tal y como lo conocemos.

La Física Cuántica del Viaje en el Tiempo

El año pasado (2005) apareció un interesante artículo que investigaba las paradojas del viaje en el tiempo en el contexto de la física cuántica.

Por lo general, el viaje en el tiempo es abordado desde el ángulo de la Relatividad, implicando la participación de agujeros negros o viajar más rápido que la luz, cuyos requisitos para su aplicación son demasiado grandes para ser prácticos. Afortunadamente, resulta que la interpretación cuántica abre la puerta a la comprensión de algunos principios básicos de la cuarta densidad (más allá del tiempo lineal).

Lo que sigue es un resumen y discusión del documento por Daniel Greenberg y Svozil Karl titulado La Teoría Cuántica Mira al Viaje en el Tiempo (Quantum Theory Looks at Time Travel).

Desde el resumen:

Aquí introducimos un modelo de mecánica cuántica del viaje en el tiempo que incluye dos rayos divisores figurativos con el fin de inducir la retroalimentación a tiempos pasados. Esto conduce a una única solución a la paradoja de que uno podría matar al propio abuelo, que una vez el futuro se ha desarrollado, no puede cambiar el pasado, por lo que el pasado se vuelve determinante.

Por otro lado, mirando hacia adelante, el futuro es completamente probabilístico. Esto resuelve la paradoja clásica de una manera filosóficamente satisfactoria.

Desde la conclusión:

De acuerdo con nuestro modelo, si se viaja al pasado cuántico mecánicamente, sólo se podrían ver aquellas alternativas coherentes con el mundo que se dejó atrás. En otras palabras, mientras que se está consciente del pasado, éste n o puede modificarse. Sin importar cuán improbables sean los sucesos que podrían haber conducido a sus actuales circunstancias, una vez que hayan ocurrido realmente, no pueden ser cambiados.

Su viaje establecería resonancias que son consistentes con el futuro que se ya ha desplegado.

Esto también tiene enormes consecuencias sobre las paradojas de la libre voluntad. Esto demuestra que es perfectamente lógico suponer que uno tiene muchas opciones y que uno es libre de tomar cualquiera de ellas. Hasta que se haga una elección, el futuro no está determinado. Sin embargo, una vez que se ha tomado una opción, y ésta conduce a un futuro particular, es inevitable. No podía haber sido de otra manera.

Las condiciones limítrofes de que sucedan los futuros eventos, como ya lo han hecho, garantiza que deben haber sido preparados en el pasado. Así que, mirando hacia atrás, el mundo es determinista. Sin embargo, viendo hacia adelante, el futuro es probabilístico. Esto explica completamente la paradoja clásica.

De hecho, sirve como una especie de evidencia indirecta de que esas reacciones, tienen, realmente que producirse en la naturaleza, en el sentido de que sin ella, existe una paradoja, mientras que con ella, la paradoja se resuelve. (Por supuesto, hay una explicación igualmente probable, es decir, que ir hacia atrás en el tiempo es imposible. Esto también resuelve la paradoja evitándola.)

El modelo también tiene consecuencias sobre la interpretación de los muchos-mundos de la teoría cuántica. El mundo pudiera parecer mantener dividiéndose en lo que respecta al futuro. Sin embargo, una vez se ha tomado una medida sólo aquellas historias consistentes con esa medida son posibles.

En otras palabras, con el viaje en el tiempo, no existen otros mundos alternativos, ya que una vez ha sido hecha una medición que confirme el mundo en el que vivimos, los otros mundos serían imposibles de alcanzar desde el original.

Para reformular con mayor precisión lo que ha sido dicho anteriormente viajero del tiempo sólo puede participar de manera causal, física, tangible con un pasado que inevitablemente evolucionará hacia el futuro del cual el viajero del tiempo vino.

Alternativamente, nosotros en el presente, sólo podemos interactuar de manera causal con viajeros en el tiempo del futuro hacia el cual nos estamos actualmente dirigiendo.

Sin embargo las normas del viaje en el tiempo pudieran no ser tan estrictas como esta, puesto que el artículo concluye señalando una solución alternativa que implica que el viaje en el tiempo “menos ‘determinante’ y más difuso pudiera ser posible.”

Basados únicamente en las matemáticas, el artículo muestra que la retroalimentación de circuitos entre el presente y el futuro puede existir, y probablemente existe, y que su existencia perfectamente resuelve las paradojas del viaje en el tiempo estableciendo las condiciones sobre cómo el futuro puede interactuar con su pasado.

Pero, ¿qué exactamente es el viaje en el tiempo “menos determinante” y “más difuso”? Bueno, esa pregunta conduce al resto de este artículo.

Un proceso determinista es aquel donde una cadena de acontecimientos perfectamente predecible sigue alguna causa conocida inicial. Un evento no determinista no se pueden predecir en absoluto, simplemente se describe en términos de probabilidades. Claramente, el libre albedrío no existe en el determinismo, y está totalmente presente en el determinismo que ese viajero en el tiempo interactúa una forma determinista con la gente en el pasado implica que puede violar su libre albedrío al ser la causa que provoca un efecto definitivo sobre ellos.

Pero entonces, sólo puede hacer lo que de todas formas terminó haciendo.

Una forma más difusa del viaje en el tiempo es donde se puede acceder a un mayor rango de pasados, a expensas de la disminución del determinismo en la interacción. En otras palabras, el viajero del tiempo tendrá mayor libertad para visitar pasados alternativos en caso de que sea más respetuoso del libre albedrío. Esto no es una elección, sino que es una restricción impuesta por las leyes de la mecánica cuántica.

Cuanto más incoherente es un pasado con su línea de tiempo, menos “presencia” tendrá el viajero en el tiempo durante su visita.

Por “presencia” me refiero a dos cosas:

la presencia física

la presencia de probabilidad

Cualquiera hará cumplir la preservación del libre albedrío.

Perder presencia física significa llegar a ser más etéreo.

Perder presencia probabilística significa que simplemente no estará en el lugar correcto en el momento correcto, haciendo lo correcto para tener algún efecto.

Un viajero en el tiempo, por lo tanto, puede visitar absolutamente cualquier tiempo pasado, si permanece totalmente invisible y no se hace físico.

Esto sería equivalente a la visión a distancia (visión remota) del pasado. Cuanto más tangible quiera ser, más restringido será el rango de pasados que pueda visitar. Si quiere ser plenamente físico, sólo puede entrar en los pasados que crearon su presente.

Esto no es especulación, esto se deduce directamente de la matemáticas mostradas en el documento de Greenberg.

Viaje Difuso en el Tiempo

De mayor interés es la zona “gris” de interacción entre los deterministas y la no- deterministas.

Tales interacciones “híbridas” son, de alguna forma, algo tangibles, pero aún respetuosas del libre albedrío, en su mayoría, sobre todo etéreos pero periódicamente físicos, casi siempre subjetivos y sólo fugazmente objetivos. Lo que no viole abiertamente el libre albedrío está permitido.

Los ejemplos abundan:

la interacción telepática

las señales sincronísticas y visión de números

el contacto a través de la pantalla subjetiva de los sueños

los secuestros dudosamente realizados través del borrado de memoria o limpiando la pantalla de los recuerdos

visitas en estado etéreo

encuentros casuales sin registros de pruebas

una voz interna lo suficientemente silenciosa como para ser ignorada

una compulsión que predispone, pero no obliga

una experiencia destinada sólo a unos pocos, etc…

El viaje difuso en el tiempo pasa… todo el tiempo.

Técnicamente, no es tanto un viaje en el tiempo como la interacción de un reino con otro reino de manera regulada. Pero siendo que todavía existimos en la ilusión del tiempo lineal, mucho puede extraerse de pensar en términos del pasado, presente, futuro, y en los circuitos de retroalimentación entre estos.

De ello se deduce que cuanto más usted se dirige hacia un futuro probable en particular, más tangible y objetiva llega a ser su interacción con ese futuro. Tal vez sus siguientes opciones van a cambiar su ruta de acceso a un conjunto diferente de futuros probables, pero por ahora, cualquiera que sea la dirección hacia la que se esté moviendo, le hará recolectar alguna retroalimentación de ese futuro.

Esto tiene algunas implicaciones interesantes.

Imagine por un momento que usted es un viajero en el tiempo interactuando de manera muy informal con alguien del pasado. A usted le gustaría interactuar de manera más objetiva, pero las leyes cuánticas preservan el libre albedrío prohibiéndoselo.

Entonces, ¿cómo se puede lograr esto sin violar el libre albedrío? Mediante el uso de su gama limitada de interacción de solicitar o arrastrar a la persona en voluntariamente transportarse cada vez más cerca de su propia línea de tiempo.

Mientras más futuros más probables de esta persona se convierten en sus probables pasados, más se convierten los dos en parte del mismo flujo de tiempo, y más objetivamente podrán interactuar.

El Arrastre Negativo Hiperdimensional

Esta técnica de arrastre para lograr una mayor influencia determinista es una táctica favorita de las entidades hiperdimensionales de servicio a sí mismos, a quienes les resulta rentable esclavizar a otras almas.

Mientras más tangible lo puedan hacer, menos libre voluntad tendrán sus víctimas-objetivos que resistir.

Desde nuestra perspectiva del tiempo lineal, estas entidades vienen de un probable futuro muy negativo y están interactuando con nosotros en formas dudosas pero manipuladoras, que nos arrastran a reforzar su línea de tiempo, ya sea convirtiéndonos en ellos, sirviéndoles, o no siendo un obstáculo para ellos.

Sabemos que estas entidades más comúnmente que la variedad negativa de grises, reptiles, mantis religiosas, así como las facciones nórdicas alienígenas. No es sorprendente que su método de operación sea totalmente coherente con la mecánica cuántica del viaje en el tiempo. Mediante la manipulación, en lugar de forzar sus objetivos hacia la esclavitud espiritual, pueden atrapar almas de las líneas de tiempo más exuberantes que la suya.

Un fenómeno fascinante pero inquietante le sucede a la gente que se vuelve demasiado paranoica, deprimida, desesperada, temerosa en cuestiones relativas a la oscuridad.

Los secuestrados por alienígenas, los investigadores de la conspiración, los investigadores de lo paranormal, los novatos a la investigación Matrix – todos ellos son vulnerables a realzar el objeto de sus temores por acercarse y enredarse demasiado emocionalmente.

El miedo lo proyecta a uno hacia un futuro probable de vulnerabilidad, iniciando un sistema de retroalimentación que garantiza que uno se vuelva vulnerable a menos que la proyección cambie de orientación hacia algo más emocional y espiritualmente equilibrado.

Los obsesivamente temerosos de los grises los atraerán, los obsesivamente paranoicos del control del gobierno lo recibirán, aquellos que suelen aterrarse por la naturaleza artificialmente sincrónica de la matriz serán rebosados por rarezas. El circuito de realimentación induce una espiral hacia abajo de auto-reforzamiento el cual la experiencia traumática genera miedo y el miedo crea nuevos traumas.

La persona siempre es libre de elegir la trascendencia y salir del circuito.

Si bien los estados emocionales negativos se bloquean en un futuro negativo, la falta de resistencia o el apoyo entusiasta de ingenuidad hace lo mismo. Por ejemplo, otra manera de incrementar la manifestación objetiva de los extraterrestres negativos en su vida es apoyándolos felizmente, llamándolos, animándolos a interactuar.

Si bien no hay temor para nada, usted aún así refuerza su línea de tiempo y por lo tanto aumenta la cantidad de fuerza que pueden usar en contra suya.

La interacción pudiera ser incluso de una naturaleza “cálida y difusa”, pero si por ignorancia usted contribuye a los que termina siendo un programa hostil, el circuito crece en fuerza. Más allá de cierto punto se hace muy difícil salir, sobre todo puesto que la mayor objetividad de la interacción les ofrece más caminos para secuestros, programación, implantación y control. Esto socava su capacidad de resistir.

Así que estas fuerzas oscuras trabajan, ya sea medio del arrastre emocional en proyecciones hacia ellos o lo engañan / oprimiéndolo intelectualmente a que los apoye.

Arrastre Hiperdimensional Positivo

Suficiente sobre la oscuridad. Vamos a discutir ahora cómo aplicar la mecánica cuántica del viaje en el tiempo hacia fines positivos.

La primera y más obvia aplicación es el fortalecimiento de una conexión con las fuerzas positivas, es decir, el Ser Superior. La segunda aplicación es en forzar la realidad para corregir trastornos en los circuitos de información bien establecidos a través de milagros, como se explicará en breve.

¿Qué es el Yo Superior? Simplemente la versión final de usted, que se ha manifestado plenamente en potencial.

Si su evolución consciente continúa indefinidamente, es inevitable, que tarde o temprano, usted alcanzará las alturas de la perfección espiritual individual, un estado en el que su sabiduría y su poder ha crecido profunda y plenamente, su mente ha trascendido los límites del tiempo y del espacio. Mientras que todavía está por ocurrir, su inevitabilidad significa que ya ha ocurrido.

Si su futuro Ser trasciende el tiempo, entonces su conciencia pudiera naturalmente extenderse “hacia atrás” y superponerse o traslapar la conciencia de todas sus encarnaciones pasadas al mismo tiempo.

En otras palabras, aunque desde su perspectiva lineal, el Ser Superior es un probable futuro lejano, en última instancia, este futuro perfeccionado sí existe en este momento a su lado.

De acuerdo con el principio cuántico descrito en este artículo, mientras más se proyecte para convertirse en su Ser Superior, más objetivamente el Yo Superior puede interactuar con usted.

Una conexión débil significa que su orientación se limita a agarrar vagas impresiones intuitivas, sueños simbólicos, ciertas sincronías, y así sucesivamente.

Una conexión más fuerte permitiría una conversación interior directa, que es claramente más objetiva que las impresiones vagas.

La voz del Ser Superior es a menudo descrita como una “pequeña voz silenciosa”, significando un conocimiento interno que es fácilmente ahogado por las distracciones mentales.

Un esfuerzo prolongado y sincero a pensar, sentir y actuar como el Ser Superior – a vivir desde la parte más alta de ustedes, el corazón de su alma – aumenta el ciclo de retroalimentación y amplía su capacidad de actuar como canal para su propio futuro. Usted está, entonces, fusionándose con quien realmente es. El hijo pródigo regresa a casa.

Con lo que usted desea conectarse, simplemente apóyelo, refuércelo, trate de llegar a ello.

Las personas que rezan a Jesús desde el punto de vista de débiles mendigos no reciben ninguna respuesta, porque son proyecciones hacia un futuro de pérdida de poder y de victimismo, una dirección opuesta a lo que el Cristo representa, por lo que reciben poca retroalimentación.

Aquellos que invocan el impulso divino desde dentro de sí, lo reconocen y hacen todo lo posible para expresarlo reciben el refuerzo.

Manifestando Milagros

Otra aplicación de las leyes del viaje cuántico en el tiempo se refiere a la creación de los milagros.

Un milagro es un evento altamente improbable pero significativo que sirve a un propósito positivo común reconocible. Algunos milagros son intencionalmente insertados en la línea de tiempo como un asunto de intervención divina, pero también ocurren como consecuencia de leyes naturales.

“Salta y aparecerá la red” está comprobado por la experiencia, pero su explicación es más elegantemente manejada por las dinámicas de la línea de tiempo de la siguiente manera:

Existe un conjunto de vías probables entre el momento presente y algún futuro en particular.
El camino más recto es el más probable y mundano, mientras que los caminos más alejados son menos probables. Cuanto mayor sea la desviación, más fantástica o extraña será la corrección necesaria para garantizar ese futuro.

Así que si se puede quedar bloqueado en un futuro en particular, cualquier excursión que usted tome que pudiera alterar su cumplimiento solamente lo llevará a un camino menos probable hacia el mismo futuro, un camino cuya excursión inicial es re-dirigida por una corrección milagrosa.

¿Cómo bloquear un futuro en particular?

Resonando con él.

El espectro vibratorio de su alma, el cual es, de algún modo equivalente a su temperamento emocional o estilo de aprendizaje determina con cual rango de futuros probables usted resuena más y por ello los atraerá.

Cuanto más hostil, depresivo, reactivo, temeroso, fantasioso, pasivo, o agotado sea su modo normal de ser, atraerá las experiencias más duras y más dolorosas.

Cuanto más confiado, atento, sereno, exultante, afectuoso y paciente sea, más experiencias reforzarán esas cualidades por ser de carácter positivo.

Usted entra en retroalimentación temporal con futuros que se generan en su modo actual de ser, un proceso de auto-refuerzo que le mantiene dentro del conjunto de caminos posibles que son compatibles con una amplia resonancia de futuros.

Una vez que este circuito de retroalimentación ha sido establecido, entonces puede tomarse riesgos que simplemente lo enviarán a una trayectoria más emocionante hacia el mismo futuro exitoso.

En otras palabras, si a través de un estado mental positivo usted se conecta con un futuro positivo, entonces, manteniendo esa conexión interna, sus experiencias se ajustarán, por consiguiente, para garantizar que todo salga bien.

El truco está en fabricar su excursión causal lo más indiferentemente posible. La preocupación reorienta su proyección hacia un futuro desalentador. La anticipación frena la fluidez cuántica de un futuro probable y evita que se manifieste sincrónicamente.

Permaneciendo desapasionado cuando está tomando un riesgo asegura que usted mantenga su proyección original y que permanezca dentro del paquete previsto de caminos probables. Es bastante así como decirle a un guionista que no importa con qué escena se inicie un acto, el acto debe tener un final feliz, entonces, mientras más peligrosa sea la escena de apertura, más asombrosa deberá la trama hacer la transición para manifestar un final feliz.

Si a un mes a partir de ahora va a estar financieramente bien, entonces gastando en algo le ayudará a su crecimiento – y por lo tanto refuerza un futuro positivo – garantiza que se manifieste algún milagro para rembolsar la compra.

Resumen

En pocas palabras, según la física cuántica estamos atrapados en ciclos de mutua retroalimentación con todos nuestros futuros probables.

Cuanto mayor sea la probabilidad de un futuro particular, más fuerte será el circuito de retroalimentación, y más tangiblemente los seres de ese futuro podrán interactuar con usted en el presente. Al optar por una actitud más positiva y consciente, usted establece el refuerzo mutuo de futuros positivos y con ello incrementa el número de milagros necesarios para llevarlo a usted a esos futuros.

Las enormes implicaciones las voy a dejar a su imaginación y experimentación.

…..

Fuente: http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/time_travel/esp_ciencia_timetravel37.htm

A.T://

Anuncios